Como hacer un pacto con dios

Como hacer un pacto con dios

Existen muchas formas para hacer un pacto con Dios para ser millonario, tener dinero, enfermedad, salud o un problema que estés pasando en tu vida. Pero para eso debemos de tener mucha fe en Dios.

Pasos para hacer un pacto con dios y ser millonario

Antes de empezar, es importante rezar todos los días, tener mucha fe en Dios, no dudar de Dios en tu mente y asistir a la iglesia sin miedos, enojos. Para todo esto, ser una persona creyente.

Ritual para hacer un pacto con dios

  • Ir a la Iglesia más cerca en nuestra ciudad y rezar un rosario o entrar a la misa. Una vez finalizado, rogaremos a Dios que si sucede lo que necesitamos, nosotros daremos tal otra como muestra de fe y sacrificio hacia Dios.
  • Nos explayaremos lo más posible en nuestro pacto con Dios y antes de irnos diremos mirando al altar: “Dios sé que no soy digno de tu misericordia infinita. Solo hoy te pediré (ejemplo: que mi hijo se cure de su enfermedad) y por ello prometo en esta iglesia y ante tu divina imagen que (ejemplo: donaré sangre durante cinco años al hospital o la promesa que sea) cuando mi hijo se cure” La promesa debe ser algo grande.
  • Luego de eso puedes rezar un Padre Nuestro y un Credo para demostrar devoción a su espíritu.
  • Este ritual de pacto con Dios se debe repetir a una vez por semana hasta que se cumpla el deseo.

Si no puedes ir a la Iglesia, el rezo puede hacerse en otro lugar. Siempre es mejor la iglesia.

  • Se debe tener en casa una estampación de un un Santo del que seamos devotos. Todos los días, encenderemos al Santo una vela a la misma hora, por ejemplo a las 8 de la noche.
  • Después de encender la vela, diremos “Santo querido cumpliré todo por cuanto te he prometido a nuestro Dios y seré cada día mejor persona. Humildemente te imploro que me ayudes en este momento tan difícil que estoy atravesando
  • Es mejor prometer algo que sabemos que nos costara costará mucho. En el transcurso hasta que se cumple nuestro deseo debemos de averiguar la forma de cumplir nuestra promesa a Dios siempre confiando que él nos concederá lo que hemos pedido.
  • Por ultimo, no debemos comportarnos mal, ni mencionar el nombre de Dios en vano, ni hace cosas que puedan lastimar a otros. Dios divino todo lo ve y todo lo juzga y si ve malas acciones en ti, el pacto quedará roto.